club-mba.com

Cómo preparar un buen currículum para trabajar en el extranjero

Cómo preparar un buen currículum para trabajar en el extranjero
julio 18
05:59 2013

Con el artículo ¿Cambiarías de residencia por trabajo? os poníamos en esa situación y hablábamos de sus implicaciones, ventajas e inconvenientes. Para realizar tal cambio sin tener un empleo de antemano es indudable la necesidad de ser previsor a la hora de hacer las maletas para ir a buscarlo al extranjero. Irse sin conocer el país, sin haber buscado ofertas de empleo, sin dominar el idioma, puede ser algo aventurado como poco.

Para recabar información, la Unión Europa pone a disposición de los ciudadanos una la plataforma de empleo EURES, de la que os hablamos recientemente, y un modelo de currículum llamado Europass que se realiza online y se acepta en toda la Unión Europea. En Estados Unidos (y cada vez más utilizado en el mundo), se utiliza un currículum de una sola página y sin foto (ver Plantilla CV).

El número de españoles que busca un futuro más esperanzador fuera de nuestras fronteras crece notablemente, alcanza ya el 40% de los jóvenes según un informe de Infojobs y Esade publicado en fechas recientes.

Por todo esto, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de plantearse buscar trabajo y residir en otro país.

La creencia de que el modelo de currículo no cambia de un país a otro, salvo el idioma, no es del todo cierta a pesar de la existencia del Europass. Si se analizan cómo se realizan estos y también las entrevistas de trabajo en los distintos países, las diferencias son determinantes a la hora de conseguir la oferta de empleo deseada.

Alemania 

Cerca de 30.000 españoles se trasladaron al país germano en 2012 en busca de trabajo, un 45% más que un año antes, según datos de la oficina de estadística federal germana. En este país es necesario acompañar el currículum de un ‘Bewerbung’, una suerte de carta de motivación en la que el candidato explica los motivos por los que desea trabajar en esa empresa y por los que considera que es la persona idónea para el puesto. Suele valorarse mucho el hecho de presentar un CV manuscrito, algunas empresas incluso lo exigen, aunque lo habitual es imprimirlos. Últimamente prolifera también el uso de presentaciones power point.

La extensión del currículum suele ser de una o dos páginas, siempre con una fotografía en la parte superior y anotando por estricto orden cronológico y con fechas lo más exactas posible los datos sobre formación y experiencia laboral. Si hay un periodo en blanco, es importante detallar por qué, así como acreditar con documentos adjuntos tanto los títulos académicos como las certificados de las empresas por las que se ha pasado.

Cualquier conocimiento de lenguas extranjeras acreditado debe figurar también, al igual que otros datos que puedan servir de referencia para ese puesto en concreto. Muy importante no olvidar firmar al final.

Habitualmente, cada empresa tiene pruebas de selección y siempre hay un periodo de prueba en el puesto. Las entrevistas se diferencian de las de España en que es corriente que el candidato haga muchas preguntas sobre las condiciones del empleo y sobre la empresa y su situación financiera. Aquí el candidato selecciona empresas en muchas ocasiones en la misma medida en que la empresa selecciona trabajador.

Francia

En el país vecino, se utiliza la expresión “en tensión” para calificar a aquellas profesiones con alta oferta de empleo y es más fácil, por tanto, encontrar trabajo. Informáticos, sanitarios, cuidadores, comerciales, agentes de seguridad, ingenieros y profesionales de la restauración tienen más posibilidades para encontrar un buen puesto.

Además del tradicional envío de currículum, la búsqueda se canaliza a través de las redes sociales o de webs profesionales como Viadeo o LinkedIn. Yendo más allá, en Francia se han extendido en los últimos años las ferias de empleo o citas en las que los empresarios y postulantes se encuentran.

Dentro de los procesos de selección, una vez pasada la primera criba, llega el cara a cara con la empresa. Según Edouard Nicolas Dubar, autor del libro ‘Encontrar trabajo en tiempos de crisis’, ahora mismo lo que se demanda son candidatos “inmediatamente disponibles, no importa tanto la experiencia y los estudios que tengan sino que estén operativos.

En cuanto al currículum, una licenciatura puntúa si eres extranjero. También la formación extra y la experiencia laboral. En la presentación del expediente se detallan las competencias adquiridas y los cursos, así como las aficiones o intereses personales. Además se suele acompañar casi siempre de una carta de presentación.

Reino Unido

La búsqueda de trabajo en este país exige un trabajo concienzudo. El currículum debe cumplir unas pautas determinadas. No debe incluir foto, ni edad, ni estado civil, cualquier dato que sea susceptible de discriminación del candidato.

Tampoco se recomienda incluir la dirección completa. El currículum debe ir encabezado con un ‘personal statement‘, un párrafo donde literalmente el candidato se vende, se define como persona. Debe estar escrito en tercera persona. También es necesaria una carta de presentación, junto al currículum, donde se expone el por qué es el candidato ideal para aquella vacante.

Debajo del ‘personal statement’, debe ir la experiencia laboral, escrita de forma cronológica y en la cual no debe quedar ningún espacio de tiempo vacío y sin justificar, todas las fechas deben encajar como un púzle. La experiencia laboral es más relevante que la formación, que debe ser especificada al final.

En Reino Unido dan más importancia a la experiencia y al tipo de persona que a los estudios. Buscan perfiles muy concretos. Exponer las aficiones es muy importante. Y las referencias, que siempre son comprobadas, aunque sean en España.

Los procesos de selección son largos y pesados. Como mínimo se pasan dos entrevistas para un puesto mínimamente cualificado. La primera es una entrevista básica de competencia en la que quieren saber cómo es la persona, cómo resuelve problemas, qué tipo de persona es. La segunda, es más técnica, específica para el puesto. Los procesos de selección suelen durar como mínimo dos meses, dependiendo de la urgencia del puesto.

Es muy recomendable acudir a una agencia de reclutamiento, puesto que la mayoría de las empresas subcontratan alguna. La búsqueda online es la más efectiva y hay muchos portales de trabajos.

Rusia

Es un país con buenas perspectivas para trabajadores extranjeros cualificados, aunque la dificultad del idioma y la complejidad del régimen de visados hacen que pocos puedan echar raíces en esta nueva ‘tierra de oportunidades’. Los sectores de infraestructuras y de energía necesitan constantemente nuevos especialistas. También la enseñanza del español y algunas disciplinas ofrecen algunos huecos a nuevos inmigrantes.

Existen sitios webs que están entre los más utilizados por empresas para captar a candidatos, y la manera de presentarse como candidato no difiere mucho de cómo se hace en el resto de Europa. El CV que espera ver un empleador ruso es similar al que se utiliza en España, aunque en Rusia son más importantes las calificaciones que se han obtenido durante la carrera. Es difícil generalizar a la hora de hablar sobre un mercado laboral tan rico en una economía emergente, pero sí se puede concluir que las cartas de recomendación de otras empresas pesan, en cambio, un poco menos que en Europa a la hora de presentarnos a la entrevista de trabajo.

La principal barrera que se va a encontrar un candidato español es poder regularizar su situación. No todas las empresas están dispuestas a tramitar un permiso de residencia, y sin el la estancia en Rusia tiene los meses contados.

El permiso de residencia lleva meses e implica muchas veces un examen médico para tener alguna cobertura sanitaria. Lo mejor es armarse de paciencia pues los trámites son lentos.

Lo habitual entre los rusos es que el primer contrato sea indefinido, pero antes hay un periodo de prueba de uno, dos o tres meses en el que formalmente no existe contrato y el salario puede ser menor del pactado en unos 100 o 200 euros.

Asia

La región se ha convertido en destino favorito de trabajadores que van desde los ejecutivos de grandes bancos a empleados de sectores de servicios, sin embargo encontrar trabajo en Asia no es fácil. Los orientales llevan décadas enviando a sus hijos a estudiar fuera y los graduados que regresan a sus países de origen tienen prioridad: dominan el idioma local y se desenvuelven mejor. Las grandes multinacionales escogen cada vez más entre la creciente formada población local en lugar de pagar paquetes de expatriados.

La excesiva demanda provocada por la crisis en Occidente, sin embargo, ha permitido a ambos destinos ser más selectivos. Singapur es un claro ejemplo: el Gobierno abre y cierra el grifo de los contratos a extranjeros en función de las necesidades de cada momento y por sectores, añadiendo trabas una vez logra formar a suficientes locales para ocupar determinados puestos. “Debes demostrar que aportas algo, en formación o innovación, a la economía local para que no te pongan problemas”, explica un financiero español asentado en la isla.

China, la mayor economía de la región, también se ha vuelto más selectiva. Su nueva política de impuestos y residencia está encaminada, en parte, a que las empresas busquen primero en el mercado laboral local antes de contratar extranjeros. Hablar el idioma, algo que pocos extranjeros consiguen, es fundamental para encontrar trabajo. Lo mismo ocurre en otros destinos como Tailandia, Indonesia o Vietnam, donde los extranjeros que logran salir adelante suelen venir contratados desde sus países de origen o son empresarios con negocios propios.

Chile

Para trabajar en Chile es necesario obtener un permiso de trabajo. La visa temporal y la visa sujeta a contrato son las dos opciones más rápidas y sencillas.

La visa temporal permite que se realice cualquier actividad económica en Chile que no sea contraria a lo establecido por ley. Se otorga por un año, y es renovable con una vigencia máxima de dos años. Cuando transcurren los dos años el inmigrante deberá solicitar la residencia definitiva o abandonar el país. Los requisitos generales son: una carta con una oferta laboral formal, la demostración de solvencia económica, o el pasaporte vigente, entre otros.

Para la visa sujeta a contrato se necesita un contrato laboral donde el empleador se comprometa al pago de remuneración, previsiones y pasajes de retorno al país de origen. Si todo está en orden se concede un visado por dos años que termina una vez finiquitado el contrato.

Desde 2010, el país dedica millones de euros para atraer mano de obra extranjera cualificada. Para ello, se vale de un programa creado por el Gobierno llamado Start-Up, que busca atraer emprendedores de alto potencial cuyas empresas estén en etapas tempranas. El objetivo es que se instalen y utilicen el país como plataforma para salir al mundo. La meta final del programa es convertir a Chile en el polo de innovación y emprendimiento de América Latina.

Los currículos chilenos para solicitar un trabajo son prácticamente iguales a los españoles. Lo esencial es crear un CV que sea convincente. Como en Chile la sociedad es bastante clasista, es fundamental entregar información precisa sobre los lugares donde se estudió, incluyendo el colegio.

Fuente: elmundo.es

The following two tabs change content below.

Redaccion

Equipo de redacción de club-mba. Más información aquí.

1 Comment

  1. M.C.
    M.C. julio 27, 00:54

    Gracias por el artículo, voy a intentar en inglaterra, hace 6 meses que estoy en paro y la verdad que esta dificil, consegui trabajos de un mes, pero no sirve para ahorrar dinero.

    Reply to this comment

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Síguenos en las Redes Sociales

FORO - Mensajes recientes

COMPRA ONLINE NUESTROS PRODUCTOS

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies