club-mba.com

¿Cómo aumentar significativamente tu Inteligencia Emocional?

¿Cómo aumentar significativamente tu Inteligencia Emocional?
abril 27
11:15 2016

En general, nuestras acciones tienden a ser reactivas, en lugar de proactivas. Es algo que no tiene por qué ser malo: los buenos reflejos pueden llegar a evitarnos un accidente de coche o ayudar a un amigo que lo necesita duda alguna.

El problema viene cuando dejamos que las emociones rijan esas reacciones.

Si no tenemos cuidado, nuestras reacciones podrían empeorar cualquier situación, pues ir demasiado lejos podría causar daños irreparables en nuestra vida personal y profesional. Y con ellas, nuestra reputación.

Cuando reaccionamos de manera exagerada, solemos pensar distinto acerca de este tipo de situaciones después, cuando ya hemos reflexionado sobre ellas.

El método para mejorar nuestra Inteligencia Emocional

La inteligencia emocional, como ya hemos dicho varias veces, se refiere (en parte) a nuestra capacidad de entender y manejar nuestras emociones, utilizándolas para trabajar con nosotros, y no contra nosotros. Como cualquier otra habilidad, podemos aprenderla, entrenarla y perfeccionarla para poder obtener los resultados que queremos.

¿Qué acción o acciones pueden agudizar nuestra Inteligencia Emocional y evitar que hagamos algo de lo que luego nos arrepintamos?

La pausa. Eso es.

Pararnos un segundo a pensar puede librarnos de hacer muchas cosas estúpidas. Eso sí, recuerda: la pausa es fácil en teoría, pero muy difícil de llevar a la práctica, pues entran en juego nuestras emociones.

Aun cuando sabemos manejarlas, factores como el estrés añadido o un mal día juegan también un importante papel. Sin embargo, cuando trabajamos bien la pausa antes de hablar o actuar, creamos un hábito de pensar en primer lugar, y de hablar/actuar en un segundo lugar. Y estos buenos hábitos, como otros, son la clave del éxito.

La pausa no sólo es eficaz cuando estamos ante situaciones molestas. A menudo, nos vemos tentados a aprovechar las oportunidades que parecen buenas en un primer momento, pero sobre las que, en realidad, no hemos pensado (de hecho, es una de las razones por las que muchas compras impulsivas han llevado a muchísimas personas a la ruina).

¿Cómo utilizar la pausa de manera eficaz?

El uso de la pausa puede ser tan simple como detenerse a pensar antes de actuar o hablar. Si todo el mundo hiciera esto, muchos mensajes de correo electrónico serían más cortos, ahorraríamos tiempo en las reuniones, y dejaríamos de incluir comentarios fuera de tono en los medios sociales.

Cuando nos enfrentamos a una situación de enfado o a la necesidad de tomar una decisión importante, podemos utilizar esta técnica de la siguiente manera:

  • Nos detenemos por un momento a pensar. Resistiríamos la tentación de tomar medidas inapropiadas (gritos, comentarios ofensivos y agresivos…).
  • Respiramos profundamente.
  • Si es posible, damos un paseo.
  • Después de 10 ó 15 minutos, quizá ya veamos el asunto de otra manera.

Los primeros pensamientos que suelen llegarnos a la cabeza suelen centrarse en nosotros mismos: esto no es malo y, de hecho, es natural. Dejemos que esos pensamientos vengan a nosotros. Eso sí, en cuanto podamos tratemos de enfocar nuestros pensamientos hacia los demás.

Si estamos molestos, por ejemplo, podemos hacernos preguntas como:

  • ¿Por qué la otra persona podría estar actuando de esa manera?
  • ¿Qué consecuencias puede tener que actúe de una determinada manera?

Si, por ejemplo, nos estamos enfrentando a la toma de decisiones importantes, podemos preguntarnos:

  • ¿Cómo me sentiré en una semana en relación a esto? ¿Y en un año, o cinco años?
  • ¿Cómo afectará mi decisión a las personas que tengo cerca?

Al tomarnos un tiempo para pensar las cosas, nos daremos cuenta de que nuestra reacción será muy diferente de lo que hubiera sido si, simplemente, nos hubiéramos dejado llevar por las emociones.

Anota tu resultado

Escribir en un papel o en un cuadernito cómo fue o los resultados que nos dio actuar de esta manera pueden ayudarnos a ver lo beneficioso de este truco. Parémonos un segundo a pensar y a escribir nuestra experiencia.  Si lo hacemos, podremos reflexionar y, además, esto nos ayudará a tomar esta técnica como un hábito.

¿Cuántas veces te paras a reflexionar por un momento acerca de algo que te ha molestado o ante la toma de decisiones importantes?

Fuente: This 1 Practice Will Dramatically Increase Your Emotional Intelligence

Foto: Mathieu HERVOUET / Flickr

The following two tabs change content below.

Lorena González

Lorena González está Licenciada en Periodismo (URJC, Fuenlabrada) y Postgraduada en Artes de la Comunicación Corporativa (CEU San Pablo, Madrid). Actualmente es consultora de Posicionamiento SEO y redactora de contenidos por cuenta propia.

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

*


Síguenos en las Redes Sociales

FORO - Mensajes recientes

COMPRA ONLINE NUESTROS PRODUCTOS

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies