club-mba.com

Blog

La forma ante el fondo: La importancia del ‘como lo estás diciendo’ ante el ‘qué estás diciendo’.

La forma ante el fondo: La importancia del ‘como lo estás diciendo’ ante el ‘qué estás diciendo’.
julio 04
10:11 2015

Ser capaz de cautivar con el don de la palabra y la actitud personal son habilidades mucho más difíciles y raras de encontrar de lo que se piensa, si bien se puede entrenar. Ser capaces de dominar esta estrategia puede ayudarnos a ser mejores profesionales o a comunicar con éxito en una entrevista de trabajo.

Generalmente le damos, y con razón, una gran importancia a la información que queremos transmitir a nuestro interlocutor en una conversación. Cuidamos la argumentación para dar razones convincentes de nuestra postura o mostrar con exactitud lo que queremos transmitir. Sin embargo, la forma en la que transmitamos el mensaje puede condicionar en gran medida cómo los demás lo entienden.

Se han escrito varios libros sobre el significado implícito de la influencia del tono de voz, de los cuales hemos recopilado algunas maneras interesantes de imprimir matices a tu forma de comunicarte.

  • Una voz grave y profunda, o arrastrar las palabras levemente, expresa cierto interés por la conversación.
  • Una voz aguda, si se usa ocasionalmente, una postura escéptica o sorprendida.
  • Hay que tener cuidado con la velocidad del discurso, ya que hablar deprisa da una sensación de apremio al dialogo, mientras que hablar demasiado lento y de forma monótona puede indicar falta de interés o timidez.
  • Para indicar a tu interlocutor que has terminado de hablar, prueba a bajar levemente el tono de voz al final de la frase.
  • Si quieres entablar cierta empatía, trata de hablar un poco más lento y en voz baja, manteniendo unas inflexiones normales. Este tipo de comunicación es muy útil, por ejemplo, para transmitir un pésame o apoyar a alguien en un momento duro.
  • Ten cuidado con hablar muy alto, porque causa una impresión de imperiosidad involuntaria.
  • Si eres muy extrovertido, trata de tomarte uno o dos segundos antes de comenzar a hablar. Recuerda que gestionar los silencios puede ser una de tus mejores bazas.

Existen muchos otros factores que afectan a la manera de comunicarte, como el lenguaje corporal, que es necesario expresar en concordancia con la tonalidad de voz. Esto es mucho más difícil, por que cuando estás hablando tu postura fluye y es difícil controlarla. No obstante, un control sobre tu propia tonalidad de voz puede hacer mantener la actitud correcta para llevar la conversación por donde te interese.

Estas técnicas pueden serte clave sobre todo al conocer a un compañero, un entrevistador o un cliente, para mostrar la mejor versión de ti. Recuerda que, como decía Will Rogers, “Jamás tienes una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”.


About Author

Victor Lafuente

Victor Lafuente

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

siete − seis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Síguenos en las Redes Sociales

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies