club-mba.com

Blog

Las dificultades de los alumnos extranjeros para obtener un trabajo en Estados Unidos tras su MBA

Las dificultades de los alumnos extranjeros para obtener un trabajo en Estados Unidos tras su MBA
agosto 11
14:20 2014

Los alumnos foráneos que estudian en las escuelas de negocio de los Estados Unidos a veces deben superar algunos escollos adicionales a la hora de obtener un trabajo. Cada vez más, las escuelas destinan recursos para ayudar a este grupo a superar un par de obstáculos en su carrera: la dificultad de conseguir permiso legal para trabajar allí y las diferencias culturales que pueden hacer que navegar dentro del mercado de trabajo americano sea más duro.

En 2012, alrededor de un 13% de los 472.00 estudiantes que ingresaron en MBAs en EEUU fueron de otros países, de acuerdo con el Departamento de Educación americano. Las escuelas tienen muchos motivos para amar a los alumnos extranjeros. En primer lugar, es probable que paguen el total de la cuota para no residentes, ya que generalmente no optan a ayudas federales. También forman una comunidad educativa más diversa, una estadística que las escuelas de negocio tratan constantemente de mejorar. “Los estudiantes internacionales son un recurso formidable: Son independientes y aportan mucho a nuestro programa,” declara Karen Dowd, decana adjunta de dirección de carrera en la Simon Business School de la Universidad de Rochester.

Pero estos inmigrantes a corto plazo, principalmente procedentes de China, India y Corea del Sur, de acuerdo con un informe del Instituto de Educación Internacional, una organización dedicada a la investigación y la formación, podrían ofrecer a las escuelas top americanas un mayor beneficio de lo que obtienen. De lo estudiantes que llegan a los Estados Unidos, un 87% espera obtener mediante su MBA un trabajo en el país que lo estudiaron, según el Graduate Management Admissions Council (GMAC). Muchos quedarán decepcionados. Los MBA foráneos comúnmente tratan de obtener un visado H-1B, que están limitados a 65.000 por año para población general más unos 20.000 adicionales para aquellos con titulaciones avanzadas en EEUU. Este año, aproximadamente la mitad de las solicitudes de los visados H-1B fueron rechazadas, de acuerdo con los servicios americanos de Ciudadanía e Inmigración, una división del Departamento de Seguridad Nacional.

Antes de que la batalla por estos escasos visados comience, los estudiantes extranjeros deben tener una reunión con una empresa. Hacer esto significa aprender los caprichos del mercado laboral americano, donde el individualismo sobrepasa al colectivismo y se espera que los estudiantes trabajen tan duro como para pasar entrevistas como hacen en clase.

Los alumnos que están acostumbrados a un entorno profesional más formal pueden parecer robóticos para los empleadores americanos, afirma Judy Shen-Filerman, un consultor que trabaja con universidades para ayudar a sus estudiantes internacionales a tener éxito en los Estados Unidos.

“Ellos se sienten incómodos [compartiendo] historias personales y tienen un eslabón perdido con su confianza,” dijo Cheri Paulson, director de el Centro de Graduados para el Desarrollo de Carrera en la Olin Graduate School of Business.

Animar a estudiantes de fuera de los Estados Unidos para realizar el proceso de reclutamiento presenta sus propios desafíos. En algunos países asiáticos, “el futuro potencial de uno mismo está inextricablemente unido con el éxito académico,” declara Shen-Filerman. Si ellos suponen que sus títulos hablarán por ellos, podrían no estar preparados para impresionar a los empleadores.

Muchos tienen que acostumbrarse a presumir sobre sus logros, algo que no parece muy natural para alumnos de Corea del Sur, Arabia Saudí y algunos países de Latinoamérica, donde es algo burdo auto-vanagloriarse, afirma Shen-Filerman. Ella instruye en el individualismo a sus estudiantes, recordándoles: “Soy visible, soy fiable, y puedo marcar la diferencia.”

Estos problemas no son ajenos a las escuelas, que se apoyan en fuertes estadísticas de colocación de alumnos para atraerlos. Muchas han implementado programas o contratado personal para ayudar a romper la barrera cultural. La Simon School de la Universidad de Rochester, que tiene una de las mayores tasas de estudiantes foráneos entre los MBA americanos según Businessweek, un 63%, tiene un enlace cultural en el plantel que ayuda a estudiantes sobre la marca personal y la comunicación.

El asesoramiento cultural empieza pronto en muchas escuelas. La Sloan School of Managment en el MIT, la Merage School of Business en UC Irvine, la Goizueta Business School en la Universidad Emory, y otras ofrecen una semana especial de orientación para estudiantes extranjeros para darles un empujoncito a la hora de atravesar la falla. La Foster School of Business de la Universidad de Washington, donde un 41% de los alumnos de MBA son internacionales, realiza un entrenamiento especial de desarrollo de carrera de dos días para desde 15 a 20 alumnos chinos en Shanghái unas pocas semanas antes de que las clases comiencen.

Aún así las escuelas y consultoras recomiendan un plan de repuesto incluso para los inmigrantes más adaptados culturalmente, como buscar corporaciones multinacionales. El Optional Practical Training (OPT), un privilegio asociado a los visados F-1 o de estudiantes, permite a alumnos internacionales trabajar en los Estados Unidos hasta un año, para entonces ser trasladados a una delegación fuera si no tienen la posibilidad de quedarse en el país.

La Boston School of Managment sugiere a los estudiantes nacidos fuera una búsqueda de trabajo dual, en los Estados Unidos y en su país natal, para asegurarse de que obtienen un puesto tras la graduación, declara J.P. Matychak, el decano adjunto para servicios de carrera. Las probabilidades, dice, están acumuladas en su contra. “Los titulados foráneos se enfrentan a una ardua batalla para conseguir trabajo en Estados Unidos, desde la falta de visados hasta los empleadores poco dispuestos a arriesgarse.”

The following two tabs change content below.

Juan Luis Rey

Juan Luis es licenciado en Matemáticas por la Universidad de Granada donde también obtuvo un Master en Educación. Actualmente trabaja como analista en el área de Risk Management dentro de Accenture Management Consulting.

About Author

Juan Luis Rey

Juan Luis Rey

Juan Luis es licenciado en Matemáticas por la Universidad de Granada donde también obtuvo un Master en Educación. Actualmente trabaja como analista en el área de Risk Management dentro de Accenture Management Consulting.

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

6 + 7 =


Síguenos en las Redes Sociales

FORO - Mensajes recientes

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies