club-mba.com

Recomendaciones e ideas para la carta de presentación

Recomendaciones e ideas para la carta de presentación
enero 04
13:19 2014

La carta de presentación es un elemento altamente diferenciador en la búsqueda de empleo y muy poco utilizado en España (en cambio, en Europa, la gran mayoría de las empresas no aceptan ninguna candidatura si no lleva carta de presentación). En una carta de presentación puedes demostrar:

  • Que conoces la empresa y tienes interés en trabajar en ella.
  • Explicar qué te motiva a solicitar ese puesto.

Estas cartas deben ser personalizadas para cada empresa: si el seleccionador detecta que se ha hecho un “copia y pega” de frases bonitas de internet, esto no hará más que dejarte en una mala posición y convertirte en un potencial descartado. Deben dar información que no aparezca en el CV o bien explicar algunos puntos del mismo en mayor profundidad. Si envías tu candidatura vía email, intenta que la carta de presentación esté dentro del mismo documento que el CV, dado que así, en un solo clic, se vean las dos partes de tu candidatura.

Cuida la presentación: justifica los márgenes, no escribas más de tres párrafos y siéntete libre de usar negritas y cursiva para resaltar palabras clave, facilitándole así al seleccionador su tarea (ten en cuenta el elevado número de currículums que pasan por sus manos cada día).

Es un documento en el que vas a trabajar duro tanto para escribirlo como editarlo y pulirlo, y aún más duro trabajaste en ganar las experiencias y premios que recoge. Por eso, para evitar que tu CV pase desapercibido y consigas esa entrevista que persigues, aquí tienes cinco puntos que debes seguir según la experta Megan Broussard:

1. Sitúa justo al principio tus experiencias de liderazgo, premios relevantes y tus habilidades principales. Esta es la manera más fácil de atrapar la atención del lector tan pronto como empieza a leer. Por ejemplo, “Estoy escribiendo porque me encuentro interesado en la posición de Manager de Comunicaciones” no dice mucho, por contra “Creo que mi experiencia asegurando la cobertura informativa de clientes tecnológicos de alto nivel me hace perfecto para la posición de Manager de Comunicaciones”, sí lo hace. Es importante tener cuidado con las palabras elegidas.

2. Presenta datos para ilustrar tu impacto en compañías o asociaciones por donde hayas pasado. Esos números serán bien recibidos -demuestran que hablas su lenguaje y que entiendes lo que buscan en un empleado: resultados. Demuéstrales que has dejado huella en tus puestos pasados y no simplemente completabas una lista de tareas, no importa si fue en una beca, en tu último trabajo, un club de estudiantes, o un evento de team-building que organizaste. ¿Ganó tu división más dinero bajo tu dirección? Comparte esa diferencia. Todo ese fantástico trabajo puede avalarse con algo incuestionable: números.

3. Verifica que el nombre a quién va dirigida es correcto (te sorprenderías de cuanta gente no lo hace). Si no lo encuentras en internet, investiga un poco. Llama a la compañía y pregunta por esa persona. Nunca deberías usar un saludo general. Querrás que sea tan personalizada como sea posible, eso hará ver que tienes recursos y sabes hacer lo que está en tu mano.

4. Ejemplifica tus puntos fuertes. Evita, a toda costa, describirte como un “jugador de equipo”. Es como si un  diseñador gráfico usase la fuente Comic Sans: repetitivo de tanto usarse, simplista y hace que no remarques los atributos que te distinguen. En lugar de ello, muestra tus habilidades con sentencias descriptivas como (siguiendo con el ejemplo) “soy un experto comunicador con experiencia reuniendo distintos departamentos para desarrollar un planteamiento cohesionado”. Es más largo, pero también más potente. Continúa con una situación en la que usaste esa habilidad, diciendo algo como, “por ejemplo, cuando se me asignó la tarea de liderar una campaña de marketing para renovar la imagen de la compañía, coordiné las reuniones entre todas las divisiones del departamento de marketing para asegurarme de que el mensaje se divulgaba de forma consistente por todos los canales de comunicación.”

5. Abstente de repetir la misma información ya presentada en el CV, la carta de presentación debe complementarlo. Además, mientras que el lenguaje usado en el CV debe ser escueto y aséptico, la carta debe tener un toque personal, usando un tono y lenguaje que resulten cercanos y creíbles. Asegúrate de hacerla precisa e impactante.

Tras estos cinco pasos queda poco por hacer: añadir tu firma al pie de la carta aporta un toque personal a la misma. No es válida la excusa de que hoy en día las solicitudes son online, puedes escanear tu firma y pegarla al final de la carta.

Por último, antes de mandar cualquier documento vía email; guárdalo en PDF para evitar que se “desmonte” o se pierda información si el sistema operativo del receptor es distinto al tuyo.

fuentes: mejorartucv.com, thedailymuse.com

The following two tabs change content below.

Inmaculada Selva Romero

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Valencia, Inmaculada ha realizado una estancia Erasmus en Nottingham Trent University (Reino Unido), y actualmente trabaja como Consultora Jr. en Indra.

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

*


Síguenos en las Redes Sociales

FORO - Mensajes recientes

COMPRA ONLINE NUESTROS PRODUCTOS

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies