club-mba.com

Historias de personas de éxito: Dietrich Mateschitz, fundador de Red Bull, marketing personificado

marzo 18
02:13 2013

Nuevo capítulo de una serie de biografías sobre personas que han triunfado en el mundo de los negocios. Anteriores historias pueden encontrarse aquí

Dietrich-Mateschitz

Nombre: Dietrich Mateschitz
País de origen: Austria
Edad: 68
Puesto en la lista Forbes: 162
Fortuna: $ 7.100 millones
Actividad principal: Bebidas energéticas (Red Bull)

Este fin de semana ha vuelto la Fórmula 1. Un campeonato cuyos palcos, paddocks y equipos son a menudo concurridos por muchas figuras de éxito. Una especialidad del motor dominada en los últimos años por una escudería con un refresco por nombre, Red Bull. Dominio originado en un recuperador trago de un viajero mermado por el jet lag . El mayor éxito exhibido en los últimos años en la Fórmula 1 no pertenece a un piloto, corresponde a Dietrich Mateschitz.

Dietrich Mateschitz nació el 20 de Mayo de 1944 en Sankt Marein (Austria). De origen croata, hoy es conocido por ser un empresario de éxito y multimillonario. Vive en Salzburgo, aunque posee la isla Laucala en Fiyi que compró a la familia Forbes por 7 millones de libras esterlinas. Los padres de Mateschitz eran dos maestros de escuela primaria quienes se separaron cuando él todavía era pequeño. Hay quien le cita como un solitario en potencia y él se define como reservado.

Después de llevarle diez años graduarse en marketing en la que hoy es la Vienna University of Economics and Business Administration, comenzó a trabajar para Unilever, donde llevó proyectos de marketing para detergentes. Tras esto trabajó para la compañía alemana Blendax, la cual más tarde sería comprada por Procter & Gamble, y donde llegó a ser director de marketing internacional impulsando la expansión de productos como champús, cremas o un dentífrico.

Fue este trabajo el que le llevó a recorrer el mundo. En uno de sus viajes, recién llegado a su hotel en Tailandia y cansado por el jet lag, pidió algo para beber. Le ofrecieron la bebida “Krating Daeng”, un líquido basado en una fórmula que contenía cafeína y taurina, muy popular en la región. Sorprendido por encontrarse revitalizado detectó la oportunidad. Inmediatamente observó el mercado, vio que esas bebidas funcionaban bien en Asia, pensó en que podría generarle ganancias en Europa y no lo dudó. Fundó Red Bull junto con dos socios tailandeses, quedándose con el 49% de las acciones. Así, introdujo en 1987 un nuevo concepto en el mundo del refresco: el de las bebidas energéticas.

En su momento, pese a estar seguro de su apuesta y de que su vida giraría en torno a aquella bebida, nunca pensó que llegaría a tanto. “Jamás creí que lo que empezó como un gusto personal, fuera a ser una ‘bomba’ mundial”, expresa Mateschitz al referirse al impacto de su marca.

Es innegable que se trata de un emprendedor y de un cazador de sueños y oportunidades. Sin embargo, es de ese tipo de millonarios que se hizo rico sin inventar un nuevo producto sino vendiendo uno ya existente con inventiva y es por ello que el mayor reconocimiento en el imaginario colectivo lo tiene como maestro del marketing. Siempre tuvo claro qué quería hacer con la marca: extenderla hasta el último rincón, comercializarla y conseguir que le catapultara económicamente. Y sin duda que lo consiguió. Red Bull es una de las marcas comerciales de Austria con reputación mundial junto a Swarovski, KTM, Manner y la compañía Palmers.

“Cuando comenzamos, dijimos que no había mercado para Red Bull”, recuerda. “Pero Red Bull lo creará”, asegura haber afirmado en su momento, y así ocurrió. Ha conseguido año tras año que la compañía siga creciendo, las ventas incrementaron un impresionante 12% en 2011.

Se podría decir que el marketing forma parte de la idiosincrasia de Red Bull. No en vano, la compañía dedica un 30% de sus ingresos a este propósito (Coca Cola “sólo” dedica un 9%).  Y lo ha hecho desde siempre apostando por el deporte, particularmente en prácticas extremas y  en su mayoría baratas pero realmente notorias. Patrocina en torno a 500 atletas alrededor del mundo, del tipo que surfearía en Nueva Escocia en Enero o saltaría desde un avión. Docenas de eventos extremos son apoyados cada año por la compañía, la cual da nombre también a varios equipos de fútbol. Pero la joya de la corona es Red Bull Racing, el equipo de Fórmula 1 cuyos triunfos han aumentado exponencialmente su presencia mediática y llevado su imperio al más alto reconocimiento empresarial.

Todo esto forma parte de una estrategia clara: expandir la presencia de Red Bull ante el auge de nuevos competidores en el mercado de las bebidas energéticas. Los resultados son tan espectaculares como la inversión: Red Bull tiene una cuota de mercado del 80%. Presente en un gran número de países, (incluidos Francia, Dinamarca y Noruega donde llegó a ser prohibida) actualmente planea su expansión al mercado chino.

Historias como la de Dietrich nos muestran cómo a veces las oportunidades están justo delante de nosotros, la clave está en no dejarlas pasar.

Fuentes: Forbes

The following two tabs change content below.

Juan Luis Rey

Juan Luis es licenciado en Matemáticas por la Universidad de Granada donde también obtuvo un Master en Educación. Actualmente trabaja como analista en el área de Risk Management dentro de Accenture Management Consulting.

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Síguenos en las Redes Sociales

COMPRA ONLINE NUESTROS PRODUCTOS

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies