club-mba.com

Los MOOC hacen que los programas low-cost de MBA sean posibles

Los MOOC hacen que los programas low-cost de MBA sean posibles
diciembre 02
10:04 2015

En la actualidad más reciente, las grandes potencias del mundo se reúnen cada vez más a menudo con el mismo objetivo: hacer patente el cambio de era dejando atrás, por ejemplo, combustibles fósiles. Vivimos una nueva época para las personas, una que podríamos bautizar como “La Era de las Oportunidades”.

 

Bajo este pretexto y en todos los ámbitos, nacen propuestas que ayudan a acercar a la gente a su potencial sin exprimir sus bolsillos o llegar a endeudarse en el proceso.

 

Un buen ejemplo de ello nos lo trae Kristof Neirinck, muy alejado de la prototípica imagen del banquero. Este belga ve las cosas de otro modo y huye del “conservacionismo” que caracteriza a su colectivo. Neirinck ha montado una red de apoyo para ampliar el abanico de personas que puedan acceder a un MBA pero pagando tan solo una fracción del coste. El proyecto está enfocado en personas mayores de 35 años.

 

“Un sueño hecho realidad desde un punto de vista económico, ya que no hay necesidad de asumir una enorme deuda que se beneficie de tu posición financiera.”

 

Hace años no habría sido posible desarrollar un proyecto de cursos de negocios en línea en el ámbito MBA, pero el crecimiento de cursos gratuitos en las mejores escuelas de negocios del mundo ha conseguido cambiar eso. Wharton, por ejemplo, ya ofrece más de 18 cursos diferentes. Las escuelas de negocios que van desde la Universidad de Darden School de Virginia a la Universidad de Ross School de Michigan tienen varias ofertas muy populares también.

 

La disponibilidad de los cursos en línea ha permitido a Laurie Pickard, fundadora de la red “No Pago MBA, armar una cohorte de alumnos con ideas afines que han accedido a inscribirse en cursos masivos abiertos en línea (MOOCs) de escuelas de negocios, con el objetivo de tomar suficiente cantidad de las clases para tener efectiva y definitivamente un MBA.

 

Una época en la que importa más el valor de la educación en sí, que los papeles que supuestamente la certifican

Ellos no esperan obtener títulos reales“, explica Pickard. “En cambio, la primera cosecha de estudiantes “No Pago MBA” confía en la idea de que van a encontrar valor en la propia educación, y en ser parte de una comunidad de estudiantes que pueden servir como su versión de la famosa red de escuelas de negocios. Lo más importante, ninguno de ellos va a asumir un solo centavo en deuda. Toda su educación va a costar menos de 1.000 $”.

 

El currículum basado en MOOC del grupo es una réplica casi exacta de muchos programas de MBA. Incluye una lista recomendada de 13 cursos básicos, tres optativas, cuatro optativas en una concentración y dos proyectos de culminación. El estudio es auto-ritmo, dice Pickard, y los estudiantes esperan terminarlo en unos dos años.

 

Además del grado que falta, tal vez la mayor diferencia de los programas tradicionales es el precio. A los estudiantes se les aconseja un presupuesto de 1.000 $, la misma cifra que llegó a los titulares de Pickard y que fue perfilada por primera vez en Poets & Quants en enero de 2014, cuando su enfoque para obtener una educación de MBA más barata se volvió viral. Mientras que una parte de ese presupuesto va hacia cuotas mensuales de No Pago MBA, más de la mitad tiene la intención de ir hacia los honorarios para los certificados de cursos de las plataformas MOOC, o para pagar por el contenido suplementario de sitios como Lynda, que cobra por el acceso a sus cursos.

 

El objetivo es replicar la experiencia MBA en una fracción de su coste

Según Pickard, se trata de poder acercar a la experiencia de un MBA a aquellas personas que económicamente lo ven imposible ya que, aunque al terminar no tengan un “título oficial” comparable al de un MBA real, tendrán todos los conocimientos necesarios para aquello que realmente quieran hacer, ya que los cursos no son un fin (como antiguamente se veía) sino un medio para conseguir nuestros objetivos, sean los que sean.

 

Los estudiantes que se han sumado a esta iniciativa provienen de los cinco continentes pero comparten algunas características comunes como la auto-motivación y la carencia de miedo al asumir riesgos con una marca. La gran mayoría de ellos tienen una experiencia notable en la industria, como Tome Nick Switzer que empezó su carrera como ingeniero de productos sanitarios en Stryker Corporation y poco a poco ha llegado hasta el personal superior de la corporación.

 

Aunque la mayoría de los estudiantes han completado grados o licenciaturas y muchos tienen títulos avanzados, no todos los miembros cuentan con la formación académica que los programas de MBA convencionales requieren. Por ejemplo, Justin Strohschein, de nacionalidad canadiense, cuya base actual se encuentra en Guangzhou, China. Como explica él mismo, “cuando era joven, algunas personas exitosas me animaron a asistir a la universidad, mientras que otros me animaron a encontrarme a mí mismo antes de perseguir una educación formal. Con el peso de mis opciones, decidí no seguir adelante con la educación post-secundaria en esa etapa de mi vida; en lugar de eso empecé a desarrollar mis habilidades interpersonales y de resolución de problemas.”

 

Hoy en día sabemos que su decisión fue, cuanto menos, acertada

La falta de un título oficial de grado no parece haber herido la carrera de Strohschein en lo más mínimo. Ha trabajado en ventas, publicidad y relaciones con los clientes de empresas como Páginas Amarillas, Apple Canadá, y Deloitte. Del mismo modo, no está preocupado por llevar una ruta poco convencional para su educación de posgrado.

 

“Este programa me permite aprender de profesores de renombre y estudiantes afines desde cualquier parte del mundo. Al final de mi viaje, voy a tener el conocimiento de una variedad de disciplinas, sin la deuda que normalmente acompaña a un programa de MBA.”

 

Y es que, en último lugar, el mayor valor del proyecto no consta únicamente del factor económico o la flexibilidad de horario, sino también la propia comunidad que lo conforma y no deja de aumentar, haciendo que podamos aprender de las promesas de ayer y de hoy al mismo tiempo, algo que mezclado con una buena dosis de talento puede resultar de lo más exitoso.

 

 

“Un trozo de papel no puede costar un año de trabajo”

Los MOOC hacen que los programas low-cost de MBA sean posibles

Fuente: Poets & Quants

Imagenes: Pixabay

The following two tabs change content below.

JD Otero

Un tipo de mundo que desde muy joven ha procurado echarse la mochila al hombro y recorrer España y sus rincones, con sus historias y entresijos. Trabajo en el ámbito de la redacción y corrección de textos, así como relatos, novelas o lo que surja. Como dijo una vez Huracán Carter, “la escritura es un arma; y es más poderosa de lo que jamás podrá ser un puño".

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

*


Síguenos en las Redes Sociales

COMPRA ONLINE NUESTROS PRODUCTOS

Encuesta

¿En qué área de gustaría trabajar al finalizar el MBA?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies